Triángulo Espiritual: Pancho Sierra, Madre María, Hermana Irma

En este sitio encontrará el mejor testimonio del Triángulo Espiritual, devoción popular producto de las manifestaciones de Dios a Francisco “Pancho” Sierra en el siglo XIX, de su discípula y continuadora María Loredo de Subiza ( la Madre María ) y a su vez, de la continuadora de ésta, Italia Irma Inglese de Maresco ( Hermana Irma ), en las páginas del libro El gaucho de Dios, de la escritora Eva Romero de Torres.

El creyente descubrirá todos los dones recibidos por los tres, el gaucho estanciero Pancho Sierra y su don de manosanta que le permitía curar con un vaso de agua y una formidable oración, la continuación de La Misión encomendada por una de las creyentes curadas, la Madre María y luego el tercer vértice de este Triángulo Espiritual, la Hermana Irma, que fundó un Templo (culto católico aprobado por el Registro Nacional de Cultos) donde primaba la caridad, ayudando a todos los que acudían con necesidades, tanto así que se la llamó a la Hermanita Irma con el apodo de Hermanita Caridad.

La Iglesia tiene una jerarquía cuya cabeza es el Papa y de ahí baja esta iglesia institucional fundada por Dios en su discípulo Pedro, pero la iglesia somos también todos los creyentes. Quizás sea por eso que Dios se manifieste tanto dentro de su Casa (ej. la Visión del Papa León XIII que acompañó las misas hasta el Concilio Vaticano II  https://www.aciprensa.com/recursos/las-oraciones-de-leon-xiii-a-san-miguel-arcangel-por-la-iglesia-1268 ), como fuera de ella, tanto en lugar como fuera del clero ( ej. la Aparición en la Gruta de Lourdes o en Fátima, por nombrar algunas ya aprobadas).

Muchas apariciones de la Virgen no están todavía aprobadas y es de respetar el celo y la cautela de la Iglesia en este tiempo de enemigos. Pero eso no significa que no sean válidas necesariamente, ya que Lourdes y Fátima también tuvieron su tiempo de aprobación. Los tiempos de la Iglesia no son los nuestros, tardaron por ej. 4 siglos en santificar a Santa Juana de Arco, y los tiempos de Dios son aún mayores. En Sevilla se vivía la devoción a la Inmaculada Concepción mucho antes de que se estableciera el dogma.

Es en este período donde se refugia la fe del creyente hacia las devociones populares y en Argentina hay unas cuantas como la Virgen del Valle de Catamarca o la que nos ocupa en este caso, la de Pancho Sierra y su Misión.

Si se pregunta a cualquiera que conozca a un poderoso de esta tierra dirá que el tal hace lo que quiera. El Todopoderoso hace lo mismo pero sus acciones son santas; pero hace lo que le place, cuando le place y con quien le pluguiera. Por ejemplo, después de miles de años de judaísmo, rompió intempestivamente el cayado de esa Primera Alianza, dejó que se destruyera el Templo y dio inicio a la Segunda Alianza, el Cristianismo. Cuidado no se canse de nuestras injusticias como se cansó de las de los judíos y vuelva a romper otro cayado y se cumplan las palabras bíblicas: abátase la mitra sacerdotal y ya no sea más. Quizás la Tercera  Alianza sea el Reino de Dios y el Sumo Sacerdote sea uno solo, Jesucristo, según lo fue Melquisedec y según le fuera prometido.

Así vemos al Cielo dirigirse al indio Juan Diego antes que al cura Juan de Zumárraga, a pastores de rebaños en Tierra Santa a los cuales convierte en profetas, no sacándolos del Templo si no del monte, a tres pastorcitos en Fátima, a la niña Soubirous en Massabielle o al gaucho Pancho Sierra en Argentina.

La jerarquía en el Cielo parece estar clara: las Tres Personas de Dios Uno, la Virgen María Madre de Dios sin pecado concebida y obviamente sin pecado concebidora, la Sagrada Familia con su patriarca San José, San Juan Bautista, San Zacarías y Santa Isabel, los 12 Apóstoles, San Pablo, todos los mártires, todos los santos… Pero acá abajo todo está en veremos. Una día Juana de Arco es hereje y otro es santa. Espero pase lo mismo con Girolamo Savonarola.

Desde que se anatematizó a la masonería que la Iglesia debe cuidarse, mucho más con los avances del mal y tecnológicos, que parece que van de la mano, hoy aunados todos en el sionismo contra la Iglesia y su Cristo.

Desconfiaría de toda aparición moderna y cuanto más atrás, más las apreciaría, pues han pasado el filtro del tiempo. Ayer no había tecnología y los creyentes eran más que los ateos, a diferencia de hoy.

En cuanto a nuestro Triángulo Espiritual , tuvo y tiene poderosos enemigos como son las instituciones seculares, en este caso los medios de comunicación que instalan la mentira de que Pancho Sierra fue espiritista, y hasta la policía, que tuvo una foto durante mucho tiempo en sede policial de la Madre María acusándola de curandera, cuando la justicia la exoneró de los falsos cargos. Para el creyente el camino de la fe está lleno de piedras de tropiezo que planta el enemigo.

La Fe, la Caridad, la Esperanza, nunca pueden ser crímenes puesto que son valores cristianos. Claro que por cada elegido hay cientos de fraudes y está bien que se esté atento, pero cuando todo indica que no es el caso, es una injusticia recurrir a la infamia. Lo sano es el prudente “no sé” o “yo no creo”, pues si no terminaremos como los curas que ante los niños elegidos, luego de amenazarlos y apretarlos, les dicen: “dile a esa Señora que envié una prueba si quiere que le hagamos caso” .

Así la Iglesia institucional se tomó casi todo el siglo XX para hacer caso a la Virgen de Fátima y consagrar a Rusia a su Corazón, mientras la iglesia devocional de todos los creyentes peregrinaba al lugar de los hechos.

Pancho Sierra NO fue espiritista, pero sí fue espiritual. Ni Pancho Sierra ni la Madre María ejercieron ilegalmente la medicina (¿cómo hacer esto con un vaso de agua y una oración o lavando una cabeza?), pero sí fueron manosantas porque Dios obraba a través de ellos. Supongo que esa sería la Misión que se les encomendó, aunque Dios es inescrutable. Y la Hermanita Irma no se separó de la Iglesia, si no que con su caridad, fue sus manos, ayudando a mucha gente.

Muchos cristianos de hoy en vez de curar, enferman, en vez de dar, roban, en vez de predicar, niegan. Todas estas cosas buenas hicieron los integrantes del Triángulo Espiritual y por supuesto todas esas cosas malas no las hicieron. Por eso sabemos que son de Dios, porque por el fruto se conoce al árbol.

Y como está de moda la apostasía, el ateísmo, el cientificismo, etc., el que no sea creyente puede analizar estos testimonios para hacer un análisis sociológico de la génesis de las devociones populares y su difusión. Quizás en medio de ese trabajo, se vuelva a encender la llama apagada de su corazón.

 

 

 

Libro El Gaucho de Dios de Eva Romero de Torres

Libro El gaucho de Dios de Eva Romero de Torres

Portada del libro

Agradecimientos y prólogo

La Misión de Pancho Sierra por la Hermanita irma

Vida de Pancho Sierra

Hermanita Irma: testimonio sobre Pancho Sierra

La obra de Pancho Sierra y la delegación de La Misión a la Madre María

Quién era Pancho Sierra – Eva Romero de Torres

Pancho Sierra NO era espiritista

Los poderes de Pancho Sierra

Facetas de Pancho Sierra

Pancho Sierra, la Madre María, el Hermano Miguel y la falsa calificación de espiritista

Las flores preferidas de los integrantes de la Misión – Eva Romero de Torres

La Hermanita Irma recibe el mandato de continuar La Misión

Escrito doctrinario de la Hermana Irma

Testimonios del templo de Irma de Maresco

Oraciones de Triángulo Espiritual

Poesías de Eva Romero de Torres

La Misión del Triángulo Espiritual es católica

El testimonio de la Madre María

Más oraciones del Triángulo Espiritual

El fin de la vida de Pancho Sierra en este mundo

Los profetas y los falsos profetas, los espirituales y los espiritistas

Más poesías de Eva Romero de Torres

Exorcismo contra satanás y sus apóstatas, del Papa León XIII

Fotografías: ataúd de Pancho Sierra y Triángulo Espiritual

Fotografías: cementerio Salto, Honoria Camargo, Triángulo espiritual

Fotografías: Hermano Miguel en la estancia El Porvenir

Fotografías: Hermano Miguel en la estancia El Porvenir – Aljibe

Fotografías: Hermano Miguel en la estancia El Porvenir – Diversos lugares

Fotografías: Hermano Miguel en la estancia El Porvenir – objetos de Pancho Sierra

Fotografías: Hermano Miguel, la escritora Eva Romero de Torres y Pancho Sierra

Índice y contratapa del libro de Pancho Sierra, El gaucho de Dios de Eva Romero de Torres

El Triángulo Espiritual

El Triángulo Espiritual Pancho Sierra Madre María Hermanita Caridad

Dios encomendó una Misión al gaucho Francisco “Pancho” Sierra en el siglo XIX diciéndole que tendría una continuadora, María Loredo de Subiza, la Madre María (fines del siglo XIX y comienzos del XX), la cual hizo lo mismo con la Hermanita Caridad, Italia Irma Inglese de Maresco (siglo XX), conocida como la Hermanita Irma.

La Misión la continuó su primogénito, Miguel Maresco, el Hermano MIguel (siglos XX y XXI)

 

El Gaucho de Dios

Libro El gaucho de Dios de Eva Romero de Torres Portada del libro

ORACIÓN del espíritu de PANCHO SIERRA Gran Dios del Universo Creador del cielo y de la tierra Padre de todo lo creado Santificado sea tu nombre En todo el Universo. ^^^^^^^^^^^^^^^^^^ Perdona Señor nuestra maldad No me dejes caer en tentación Líbrame de todo mal En nombre del Espíritu Santo   EVA ROMERO DE TORRES …

La Misión de Pancho Sierra por la Hermanita Irma

Sepulcro abierto de Pancho Sierra YO NACÍ EN ESTA MISIÓN Aquí comienza esta historia del Gaucho Santo de Dios. Hermanita Irma tú dejaste en los escritos testimonios y emoción. “Yo nací en esta Misión”. Estas palabras dijiste… ¡Nacidas del corazón! Tú nos fuiste enseñando el camino hacia el Creador y la historia revelaste predicando con …

Contacto

Datos obtenidos de Google:

Templo Hermanita Irma de Maresco
Iglesia católica
Dirección: C1417AQS, Joaquín V. González 3091, C1417AQS
CABA
Tenés que llamar al templo de 15 a 19 hs 4501 4854

Culto Cristiano Irma de Maresco
Iglesia
Remedios de Escalada, Buenos Aires
011 4202-3165

Templo Madre María en Luján